El gasto y el medio ambiente

environmentLa responsabilidad debe ser igual para todos, referente a cumplir con su trabajo, cumplir las leyes y normas, y respetar a los demás, pero es inevitable que las personas resulten más impactadas cuando el profesional tiene en sus manos el poder de cambiarle la vida alguien o a un ecosistema de una manera drástica.

El sueldo del trabajador suele estar destinado principalmente a permitirle al menos 4 tipos de consumos:

a) Derroche. Son aquellas “necesidades” que no sólo no son básicas y que generalmente son creadas por la sociedad y el comercio, sino que, hasta cierta forma, son absurdas: aquel producto que no es ni vital ni cubre un necesidad real, sino sólo temporal y, a menudo, caprichosa. Las nuevas versiones de aparatos ya existentes, los objetos ornamentales o herramientas opulentas (pinturas caras, porcelana fina, tecnología “de punta” (especialmente teléfonos celulares), cubertería de plata), incluso podemos colocar el maquillaje como una necesidad creada.

b) Lujo. Es aquel consumo que cubre los puntos c y d, pero en un nivel un tanto excesivo como, aquello que está de moda, lo más nuevo, lo más caro, aunque se pueda conseguir un producto que cubra las mismas necesidades a un precio mucho más accesible. Algunos lujos son más conscientes que otros: los abrigos de piel, que si bien cubren la necesidad de vestirse o abrigarse, pueden conseguirse otros que no impliquen la masacre de seres indefensos y por menor precio.

c) Preferencia. Es aquel consumo que, si bien no es vital, es sumamente útil como teléfonos, libros, medios de transporte, computadoras, artículos para la recreación, etc., que pueden variar enormemente su precio dependiendo de la marca o modelo.

d) Necesidad. Todo aquel consumo que es básico, como alimentos, calzado, vestido, artículos de higiene personal, entre otros.

La utilización innecesaria de materias primas y otros gastos que genera la producción de muchos de estos objetos que, algunos de los cuales no pueden ser reciclados fácilmente, generan contaminación y un gran gasto energético para algo no vital, y que distrae a la humanidad de sus verdaderos problemas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *