En este sitio se pueden encontrar diversas temáticas relacionadas con la educación, como cimiento principal y causa directa de los problemas sociales y políticos. En general, se reflexionará en torno a la moral, ética, los valores y el desarrollo profesional como factor decisivo en la manifestación de una sociedad funcional o disfuncional.

La mayoría de los problemas, tal como la corrupción, comienzan en el núcleo familiar. La integridad de las personas puede crear núcleos familiares fuertes y justos, mientras que la falta de ella puede llevar a una cadena de corrupción hasta convertirse en un círculo vicioso que muchas veces llega hasta los puestos más altos. Mantener principios es importante para evitar la corrupción y para mantener la unidad como la sociedad por medio de la confianza en coherencia en lo que se dice y lo que se hace, especialmente en épocas de crisis.

Uno de los conceptos básicos para entender las sociedades es el de cultura, el cual ha sido de gran importancia en el desarrollo de ciencia, como la antropología, debido a que su estudio prioritario ha sido el análisis de los pueblos primitivos. Partiendo de años atrás, en el siglo XIX el concepto de ‘cultura’ en Europa era entendido como sinónimo de civilización, por lo que las culturas primitivas debían aspirar a transformarse al modelo occidental; concebían el concepto de cultura a partir del estado de comparación entre las sociedades. A mediados del siglo XIX, los antropólogos ya tenían una concepción de ‘cultura’ más cercana al tiempo actual; la entendían como el conjunto de costumbres, creencias, conocimientos, capacidades y hábitos adquiridos en la sociedad.